• Kiero.co

Yoga para embarazada | Conoce la disciplina de relajación, para enlazarte contigo misma.



¡El yoga, es un sistema que te permite armonizar tu cuerpo y tu mente!


Este emblema tan utilizado en la última década, no se acerca ni un poquito a lo que en realidad es esta milenaria disciplina, el yoga es uno de los mejores regímenes de cuidado completo que existen. Por lo tanto, el yoga, cuerpo, mente y espíritu, permite que tu organismo se vigorice y tranquilice con la práctica de las posturas o posiciones la respiración y la meditación.


El yoga para las mujeres te da la oportunidad de practicarlo con toda la intensidad. Las posturas o movimientos que se utilizan son llamados asanas o ´hasannas´. Las que son practicadas por la mujer normal, que no está embarazadas son muy distintas a la que estas realizan, ya que constantemente deben ser cambiadas para cada momento de la gestación, con esto se busca que la embarazada fortalezca su cuerpo y también permite conectarse con él.


La práctica del yoga resalta una serie de beneficios, entre los cuales esta soltar rigidez física en los músculos y articulaciones, pero también sirve para liberar alteraciones y ayudar a la embarazada a sentirse libre de inhibiciones. Además, la concentración se convierte en un instrumento muy sugestivo para sosegar la mente y convertirla en un elemento en el que posar a lo largo de todo el embarazo.


Al ser una actividad de bajo impacto, pero de muchísima concentración se puede practicar desde el primer día de embarazo, siempre y cuando se tengan en presente el cuidado y la atención propia de las características especiales de cada etapa, por eso es muy importante practicarlos con personas conocedoras, profesionales que planifiquen la rutina de los ejercicios a nuestra condición en especial, para que dé como resultados sesiones seguras y beneficiosas.


Una persona que practica yoga de forma seria, constante y disciplinada, se llama Yogi, pero si eres una embarazada novata, te aseguramos que el yoga será un gran aliado primeramente y un medio relajante, que te permitirá vivir tu embarazo de forma consciente, tranquila y serena, lejos de cualquier molestia, tensión o dolor, propios de esta etapa.

¿Pero qué Beneficios trae el yoga a la mujer embarazada?, Pues aquí te traemos varios de ellos:

Libera el Cuello de Tensión: si, por lo tanto, siéntate cómodamente en el suelo sobre una toalla doblada o un cojín, con las piernas cruzadas. Si esta postura no te resulta cómoda, también puedes usar una silla. Ten en cuenta que el yoga pre-natal te relaja, adapta y te enlaza contigo misma.

Mueve la Pelvis: Debes tener en cuenta que este ejercicio no puede faltar en las clases de yoga pre-natal, pues resulta fenomenal para aliviar el dolor lumbar y los dolores de espalda más que todo. Te ayuda a flexibilizar y relajar la pelvis al tiempo que ofrece al bebé un relajante y suave balanceo.


Practica la Postura, ¡Descansa como un bebé!

El "niño" es una de las asanas, más usadas por las embarazadas para descansar. Promueve la meditación, la calma mental y física, ya que, al realizar el ejercicio de alargar toda la columna, relaja los músculos de la espalda. Conecta con tu respiración pausada, profunda y relájate así varios minutos.

Otra Postura muy utilizada es hacerte sentir la diosa que eres:

La "diosa" es una asanas que te llenará de intimidad en ti misma. Además, fortalece mucho las piernas, la espalda y la zona pélvica. Siente cómo la fuerza de la Diosa se propaga en tu interior dejándote una conmoción de seguridad y determinación. ¡Serás una madre excelente!


¿Qué otro beneficio te aporta el Yoga?


Puedes con esta disciplina aliviar, e incluso eliminar, muchas de las molestias inherentes al embarazo, como el cansancio, el dolor de espalda, las náuseas o la ansiedad, aprenderás a relajarte y crecerás íntimamente en compañía con tu bebé.

Esta manera de hacer yoga, cada vez más frecuente en centros y escuelas especializadas, no se basa estrictamente en adecuar las posturas del yoga tradicional con el objetivo de que la barriga no suponga un impedimento a la hora de ejecutarlas.

El yoga pre-natal está concretamente encaminado de manera que atiende las necesidades de las mujeres gestantes a un nivel tanto físico, mental y emocional.




¡A continuación te contamos los mayores beneficios que aporta!


1. Una pelvis móvil, para facilitar el parto. Se realizan algunas posturas que ayudara a la mujer embarazada soltar tensiones, activar el cuerpo y fortalecerlo. Tiene una particularidad esencial, que la mayor parte de la práctica de este ejercicio va orientada a aportar tanta flexibilidad posible y hacer movible a la pelvis, de manera que el canal pélvico por donde saldrá tu bebe al momento del parto, esté en condiciones óptimas, si la embarazada ha decidido dar a luz vaginalmente.


2. También te enseña a como relajar la respiración

Estos ejercicios para relajar la respiración, ayudarán especialmente a tener control sobre ti, para aliviar tus dolores y llenarte de vitalidad, por lo que mejorarán la comunicación interna con tu Yo y con tu hijo.

Además, saber concentrarse para tener la atención en la respiración en el momento de las contracciones del parto, te serán de gran ayuda cuando te sientas invadida por las intensas sensaciones del parto.

3. Aumenta tu Poder de Meditación, fuerza interior y confianza

La concentración profunda te ayudara a que puedas internarte en la fuerza y energía interna que tengamos, especialmente a controlarla. La mujer embarazada que lo practica, le ayudara muchísimo a tener confianza sobre si misma e iniciara en ella esa sensación de perspicacia que solo las madres tenemos en nuestra relación íntima con nuestro hijo, además te ayudara en tu intuición para saber lo que te conviene a ti y a tu hijo en cada momento.

4. El Yoga te ayuda a relajarte

Una de los aspectos interesantes y más trascendentales, es que te ayuda a controlar muchísimos malestares propios del embarazo, en este periodo tan lleno de nuevas vivencias, donde la mujer experimenta un cambio muy grande en su cuerpo, adicionalmente también el contacto con las personas a su alrededor que no entiende que está pasando y que deben ser una gran ayuda para la mujer embarazada.

Pues la práctica del yoga te ayuda a la relajación profunda e incluso a disminuir las náuseas, promueve la confianza en tu cuerpo para afrontar el parto, calma el cansancio, el insomnio y comienza el vínculo afectivo entre madre e hijo.


Contraindicaciones del Yoga para embarazadas que debes tener en cuenta:

Antes de practicar yoga, debes hablarlo y si es posible que sea autorizado por tú médico tratante, ya que el yoga puede causar las siguientes consecuencias:


1. Hay una Alta Posibilidad de aborto en el primer trimestre: En el cuerpo se está gestando un cambio desde el nivel hormonal, muscular e incluso la tensión arterial, suele ser más baja en los primeros meses de gestación. Por ello, el riesgo de aborto es mayor en este periodo y aunque el yoga no sea una actividad de alto impacto, es muy importante tener los cuidados necesarios.

2. Hay que tener especial cuidado con algunas posturas que afectan la circulación de la sangre: Porque en el primer trimestre como a lo largo del embarazo es muy importante evitar posturas inversas en las que la sangre no fluya continuamente hacia la zona donde se está gestando él bebe.

3. Existe un Mayor riesgo de Caídas: durante este primer trimestre, puede ocurrir frecuentemente de mareos, por lo tanto, se debe evitar aquellos ejercicios de equilibrio. Solo en el de que no notes o sufras de ningún tipo de molestia, podrás seguir realizándolos, pero te recomendamos que los realices apoyada a una pared u otro objeto fijo.

4. Tendrás una Mayor Sensación de Cansancio: Durante el periodo que dura el embarazo hay muchos cambios sucediendo en el cuerpo y una de los resultados es un mayor cansancio y estrés. Para evitar esta sensación y no cargar tú cuerpo al término, pues debes de realizar las posturas durante un periodo de tiempo menor.

5. En la práctica de algunas posturas, estas pueden aumentar la tensión en el abdomen: Durante la práctica y en todo momento debes de conservar la columna vertebral derecha, el pecho alto y evitar posiciones que creen tensión en el abdomen. Durante el primer trimestre se debe recomendar o si es posible evitar la posición de puente para no crear estrés, estiramiento y forzar los músculos abdominales.





  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco