• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Yoga | 5 posturas de yoga para tonificar el abdomen.



Como tonificar los músculos del cuerpo con simples movimientos

El yoga es una de las actividades mas practicadas hoy en día; los movimientos de esta disciplina, denominados asanas, traen grandes beneficios a nuestras vidas; más allá de ser una práctica de relajación orientada a la salud mental, las ejecuciones de este tipo de movimientos de elongación equilibran también tu salud física.

Habitualmente, solemos escuchar que para practicar este tipo de actividad necesitamos un nivel de flexibilidad elevado, pero es importante que tengamos conciencia que este tipo de movimientos, los podemos trabajar día a día; recordemos que las limitaciones están en nuestra mente, es decir, que si logramos conectar la mente y el cuerpo podemos lograr que los movimientos se vuelvan más sencillos de realizar.

Hoy en día el fitness es uno de los temas más tratados; pues con la implementación de ejercicios de fuerza y cardio de alta intensidad, podemos ver como nuestro cuerpo va presentando algunos cambios, pero quien diría que la aplicación de unos movimientos podrás tonificar los músculos de tu cuerpo.

En este artículo, te mostraremos algunos movimientos con los que te aseguramos que podrás tonificar los músculos de tu cuerpo, además de ayudarte a mejorar tu estabilidad emocional. Entre ellos se encuentran:

1. Uttanpadasana: con este asana no solo lograrás tonificar tus músculos abdominales, sino que también ayudarás a moldear las piernas; para realizar este movimiento usamos como herramienta una esterilla. Nos colocamos boca arriba, con las manos cerca de los muslos, las piernas las mantenemos juntas mientras realizamos 3 respiraciones profundas, concentrándonos en que el aire que inhalamos llegue primero a la parte abdominal y luego llenemos toda la caja torácica, lentamente levantamos las piernas en un ángulo perpendicular al suelo, hasta que quedemos en forma de L y continuamos el movimiento estirando las piernas hacia atrás lo mas que podamos. Al lograrlo nos mantenemos en esta postura por 10 segundos y volvemos lentamente a la posición inicial. Podemos realizar 10 repeticiones de este movimiento, con pausas de 5 segundos entre movimientos. Si quieres intensificar este movimiento, puedes colocar las manos detrás de la nuca y comenzar.

2. Navasana en sanscrito: nos sentamos normalmente y recogemos las rodillas al cuerpo, colocamos las manos un poco más allá de nuestras caderas y lentamente vamos levantando los pies; una vez tengamos los pies en el aire, dejamos de apoyarnos con las manos estirándolas hacia los pies e intentando mantener el equilibrio. Es necesario que estiremos las piernas por completo y que a la hora de realizar este movimiento mantengamos el abdomen contraído.

En caso de que queramos intensificar este movimiento podemos tumbarnos un poco hacia atrás con las manos en la nuca, manteniendo siempre las piernas elevadas, juntas y toralmente estiradas, inhala al elevar las piernas y exhala al bajarlas, puedes repetir este movimiento 10 veces con pausas de 5 segundos por movimiento.

3. Asana del delfín: este es uno de los movimientos más conocidos y más sencillo de realizar; este movimiento es eficaz para tonificar el abdomen. Para realizarlos solo necesitamos una esterilla, nos colocamos boca abajo con los codos apoyados, que tengan casi la misma distancia de los hombros o un poco mas abierto, apoyamos los dedos de los pies en la estelilla, realizamos 3 respiraciones lentas y profundas. Lentamente vamos levantando nuestro cuerpo, dejando los codos y antebrazos apoyados en la superficie, mientras estemos en esta posición aguantamos el aire por 10 segundos y luego volvemos lentamente a la posición inicial. Repite este movimiento 10 veces con pausas de 5 segundos entre cada ejercicio.

4. Ustrasana: esta es una posición necesaria de realizar cuando nuestro objetivo es tonificar el abdomen. Para comenzar con este ejercicio, nos colocamos de rodillas, con la espalda erguida y los hombros relajados, apoyamos el empeine de los pies en la esterilla, y los brazos los mantenernos paralelos a la esterilla. Lentamente inclinamos la espalda hacia atrás, hasta lograr tocar los tobillos con las manos, una vez obtenida la posición nos quedamos 15 segundos en ella, manteniendo la respiración por 10segundos continuos, luego regresamos lentamente a la posición inicial. Realiza este movimiento 5 veces con pausas de 5 segundos por ejercicio.

5. Rotación: este tipo de movimiento lo podemos dejar de último, ya que es mas un ejercicio de relajación y estiramiento de la parte abdominal y lumbar. Nos colocamos boca arriba, nos relajamos tomando 3 respiraciones lentas y profundas, estiramos los brazos a los lados del cuerpo con las palmas ubicadas hacia abajo, tocando la esterilla. Mientras hacemos estas elongaciones respiramos profundamente. Flexionamos las rodillas y las traemos hacia nosotros, si colocamos ambas rodillas del lado derecho giramos el tronco y la mirada al lado izquierdo, nos mantenemos en esta posición tomando respiraciones profundas. Podemos mantener los ojos cerrados cuando realizamos este tipo de movimientos, para poder centrarnos en la fluidez del movimiento y podamos sentir el estiramiento de los músculos.

Para lograr los objetivos deseados con la aplicación de estos ejercicios, es importante que sepamos que la clave de todo esto es la respiración; en todos los movimientos debemos enfocarnos en ella, como parte esencial de este tipo de ejercicios, al igual que en la fluidez de los movimientos; se recomienda que mientras que tomamos las respiraciones profundas conjuntamente con los movimientos, miremos la parte del cuerpo que estamos elongando o contrayendo. Al finalizar este entrenamiento podrás sentir los efectos de relajación en los distintos músculos del cuerpo; te certificamos que con la práctica de estos ejercicios alcanzamos una estabilidad física y mental.

Beneficios adicionales de practicar yoga

Por otra parte, al realizar estos ejercicios no solo estarás tonificando tus músculos si no también puedes obtener otros beneficios como:

Reducción del estrés: En la actualidad es muy común ver que muchas personas se encuentran estresadas y esto se debe a las múltiples actividades que realizan en la vida cotidiana, o en algunos casos a los problemas que presentan, mediante la práctica del yoga se puede reducir considerablemente los niveles de cortisol la cual es una hormona que se produce por el estrés.

Mejora la concentración: Muchos estudios han revelado que la práctica de esta disciplina es ideal para aumentar la concentración y el aprendizaje.

Previne enfermedades degenerativas: Diferentes estudios realizados en EEUU han concluido que la práctica del yoga aumenta el tamaño de los telómeros los cuales son responsables de la prevención d enfermedades degenerativas.

Mejora el sueño: Con la práctica del yoga se puede aumentar la serotonina la cual es la encargada de controlar el estrés y la temperatura corporal, ayudándonos de esta forma a dormir mucho mejor.

Novedades.kiero.co te invita a conocer otros artículos que pueden ser de interés para ti.

Milenaria disciplina para conectar el cuerpo y la mente

Tipos de Yoga

5 Razones por las cuáles deberías incluir yoga en la disciplina de tus hijos.


3,447 vistas