• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Salud | Descubre los pasos que debes seguir para obtener una excelente salud bucal.



Cuando hablamos de la higiene, hacemos referencia a la limpieza profunda; de mantener impecable algo, para evitar que se ensucie o infecte. El aseo de nuestra boca va más allá de mantenerla limpia, pues también son todos aquellos cuidados minuciosos que debemos proporcionarle.

Esto implica que la boca tenga una buena apariencia, es decir que debe lucir sanamente, por lo tanto, los dientes deben estar limpios y libres de residuos de alimentos, ¿cómo logramos esto?, pues manteniendo una rutina diaria de cepillado. También las encías deben tener un aspecto saludable, presentar un color rosado, que no duelan ni sangren cuando se cepillen; con esto se previene que vayas a sufrir de mal aliento, una molestia muy desagradable que quienes la sufren, muchas veces se convierten en personas tímidas que poco sonríen. Dicho problema se puede solucionar con una visita al odontólogo.


Importancia de la Higiene Bucal

La higiene bucal es muy importante, porque las caries y otras enfermedades de las encías son patologías infecciosas, es decir, que pueden contagiar y afectar a todo el organismo. También tiene una serie de implicaciones que empeoran en el individuo otras enfermedades tales como las del corazón, las respiratorias y la diabetes.

Además, está relacionada a la estética de la persona, pues como ya se mencionó puede afectar la autoestima de la persona, ya que nuestros dientes, boca y encías son un reflejo de la salud y el cuidado que tiene la persona sobre su organismo.


La Higiene Bucal en los Niños

Para proteger los dientes de los niños, lo mejor es crear en ellos un buen hábito dental, es decir, se debe orientar que el cuidado de las encías, dientes y boca forma parte de la higiene diaria; así como lo es bañarse o lavarse las manos. Enséñalos desde pequeños a lavarse bien los dientes, cómprales un cepillo que se adapte a sus necesidades, ayúdalos a que se cepillen correctamente e indícales que sitios de la boca deben prestar más atención, para que el cepillo llegue de manera correcta e incluso supervisa que la lengua también la limpien para remover de allí cualquier rastro de comida.


El cuidado e higiene bucal de las personas adultas

cuando llegamos a la adultez nos damos cuenta que venimos arrastrando prácticas erradas con respecto a nuestra higiene bucal, porque empezamos a enfermarnos y esto se debe precisamente a que no nos cepillamos correctamente.

Para evitar estos padecimientos debemos estar atentos a realizar chequeos médicos y limpiezas dentales frecuentemente.

Existen otras tantas opciones médicas, odontológicas y estéticas disponibles, que pueden mejorar sustancialmente nuestra higiene bucal y al mismo tiempo embellecer la estética de la boca.


¿Qué hacer, para tener una excelente higiene bucal?

Lo más recomendado para el cuidado de los dientes y encías, es que se esté pendiente de practicar y realizar la higiene en su boca de forma constante.

Con respecto a los dientes se debe estar pendiente de que no estén afectados por caries ni la placa dental, de tener una buena mordida, ya que eso te permitirá que puedas hablar y comer bien; pues, aunque no lo creas, si los dientes no están sanos, hasta tomar algún liquido frio será insoportable por el dolor, por lo tanto, unos dientes sanos son importantes para tu bienestar.


Con respecto al cuidado de los dientes, tenga en cuenta estas recomendaciones:

  1. Cepíllese con calma y por lo mínimo tres veces al día; trate de abarcar las encías, detrás de las muelas, use hilo dental y un buen enjuague bucal.

  2. Evite comer alimentos muy azucarados.

  3. Evite comer alimentos muy duros, de esta manera sus dientes no sufrirán algún daño.

  4. Use productos dentales con flúor.

En cuanto al cuidado de las encías debe ser más especial y más intenso, pues al abrir tu boca va a ser lo primero que se ve. Las encías son el tejido mucoso que recubre los dientes, los sujeta y los mantiene cada uno pegados al hueso alveolar.  Las encías son muy sensibles se pueden lesionar con cualquier roce, su función es fundamental por lo que su cuidado es esencial.

La poca o nula higiene, pueden ocasionar y dar origen a varias enfermedades, lo que puede ocasionar hasta la perdida de los dientes; uno de los más comunes es la llamada gingivitis, que se origina por la acumulación de la placa bacteriana, lo que genera inflamación, enrojecimiento y sangrado al cepillarse.



Es importante ir al médico en el inmediato para ser tratado con antibióticos y realizar tratamiento odontológico para eliminar esa placa dental, por lo tanto, realiza diariamente el cepillado correcto, con los productos especiales para los mismos.


¿Cómo debemos realizar un Cepillado Correcto?

Es la única manera de mantener la higiene correcta de la boca, por tanto, debes aprender a realizar el correcto cepillado, por lo que debes dedicar por lo mínimo de 3 minutos, tres veces al día, adicional a esto debes realizar lo siguiente:

  1. Cómprate un cepillo de cerdas suaves, evita aquellos que lo único que hacen es dañar el esmalte dental por los fuertes que son.

  2. Coloca el cepillo en un ángulo correcto en línea con la encía, introdúcelo hasta llegar a las mucosas detrás de las muelas, pues allí se acumula mucha placa bacteriana.

  3. Usa movimientos cortos, en círculo, mueve el cepillo hacia delante y hacia atrás, siempre en movimientos circulares, abarcando todas las piezas dentales.

  4. No se olvide frotar la lengua y las mucosas, para evitar el acumulamiento del sarro.

  5. Use el hilo dental, para remover los residuos de comida que se introduce en los dientes y que el cepillo no los puede remover.

Otro aspecto muy importante y que no le prestamos la atención que merece es el cambio de tu cepillo dental; se recomienda realizarlo cada tres meses, para evitar el deterioro del mismo y que acumulen bacterias que puedan originar enfermedades en la boca.

Existe una extensa variedad de cepillos dentales en el mercado; los hay manuales, eléctricos, con cerdas suaves, con cabezales de distintos tamaños, entre otros. Lo más recomendable es que sea el odontólogo quien te indique cuál es el idóneo para ti y tu cavidad bucal.

Hay personas que sufren de sensibilidad dental; es una enfermedad muy invasiva y extrema, e incluso ocasiona que un simple cepillado puede originar mucho dolor; hay otras personas que no tienen la habilidad para controlar el cepillado, por lo tanto, es el médico especialista el que te indicará que productos existentes en el mercado serán los recomendados

Otra enfermedad que puede ocasionar la falta de higiene bucal, es la sintomatología de la boca seca, que no es otra cosa que la falta de saliva suficiente en la boca. Esta es causada por el uso de algunos medicamentos, lo que dificulta actividades tan comunes como el tragar, saborear y en algunos casos extremos también hablar; ya que la falta de saliva es un hervidero de bacterias, que ocasiona caries dental y otras afecciones bucales.


En este caso es muy importante realizar otros cuidados tales como: el consumo frecuente de agua, evitar el consumo de cigarrillos, del alcohol y la cafeína. Debes tener a la mano algunos caramelos libres de azúcar que te permitan mantener la boca húmeda, los caramelos de jengibre son buenísimos para la activación de la salivación.

Recuerda siempre hacer de estas prácticas un hábito, sin escatimar tiempo ni mucho menos esfuerzo, dedícale la atención que se merece tu boca y verás en poco tiempo el resultado. sonreír es tu carta de presentación, unos dientes limpios y relucientes dice mucho de tu higiene y limpieza.