• Kiero.co

Motivación | ¿Cómo encontrar motivación para ir al gimnasio?


Suele suceder que antes de salir al gimnasio pierdes el entusiasmo de asistir después de estar muy cómodo en casa o después de trabajar, este es un tema recurrente que ronda tu cabeza y al producirse con frecuencia se convierta en realidad.

Comenzar una nueva actividad conlleva a un gran esfuerzo y el despegarnos de la rutina diaria, puede ser difícil. Por eso en el principio de un entrenamiento estás entusiasmado y al final te vence la rutina.

Es importante no sentir que vamos por obligación sino con la idea de mantener nuestro cuerpo sano por lo que podemos abordar el tema con estrategias que te sirvan para no abandonar el gimnasio, para ser constante y sentirte motivado. Comienza eligiendo el gimnasio que más se adapte a ti, ya sea que esté cerca de tu trabajo u hogar o bien sea por ofrecer un programa de ejercicios que se adecúe a tus necesidades.

1. Elige ropa que te guste

Estar vestido de forma correcta anima mucho, existe mayor disposición de entrenar ya que al usar ropa que te agrada y te haga sentir cómodo fortalece tu autoestima e incrementa la motivación. Sin embargo, hay personas que al comenzar se sientan más cómodos con ropa oscura y holgada lo que al fin de cuentas es importante sentirte bien con lo que vistes lo que aporta un punto extra a tu confianza.

2. Establece metas o retos alcanzables.

Si eres una persona competitiva las metas o retos te mantendrán motivados ya que a medida que vayas consiguiendo resultados mayor será la satisfacción. Recordemos también que al establecernos metas de corto plazo que puedan ser realizables para no abandonarla sin culminar. Para ser más precisos las metas deben ser medibles, evaluables y definidas, por ejemplo ¿Cuántos kilos voy a perder? ¿Qué tiempo estoy dispuesto a ejercitarme? ¿Cuántos días a la semana realmente voy a ir al gimnasio?

3. Encuentra un compañero o entrena en grupo.

Los compañeros nos dan apoyo cuando poseen una meta en común, es importante que éste tenga la misma motivación que tú, para no faltar al entrenamiento. Esto puede ser un truco para no perder la cita del gimnasio por el compromiso con los demás. Puedes concretar con el o los compañeros para reunirse en un lugar y dirigirse al entrenamiento.

4. Escuchar música

Escucha música que te motive cuando estés por vestirte y durante la rutina de ejercicios en el gimnasio. No hay nada más motivador que escuchar tu música favorita e incluso hay investigaciones que confirman que puedes ir más allá y hacer una repetición adicional o animarte cuando estás fatigado. Realiza una lista de tus canciones preferidas para escuchar durante tu entrenamiento.

5. Comer algo ligero

Se aconseja comer algo media hora antes de entrenar. Puedes consumir un plátano, un puñado de almendras, una barra energética o una manzana. Esto con la intención de tener energía y que no te dé hambre durante el entrenamiento.

6. Define un horario de entrenamiento

Establece la cantidad de días y el horario de entrenar, esto te ayudará a crear el hábito para no faltar a tu cita. Ajusta la rutina de acuerdo a la disponibilidad de tu tiempo entre las actividades que realices y que no coincidan entre ellas. Muchas personas no consideran necesario ir todos los días por lo que se aconseja definir la cantidad de días y horas en que realmente irás al gimnasio.

7. Tomate una taza de café

Esto es recomendable una hora antes de entrenar, puesto que te da disposición de realizar las rutinas diarias. Está comprobado científicamente que la cafeína posee propiedades que reactivan el sistema nervioso y aumentan el rendimiento sin perjuicios en la salud.

8. Crea recompensas personales

Son refuerzos positivos que obtenemos cuando cumplimos los objetivos. Pensar en las recompensas que se obtengan después de asistir al gimnasio regularmente ayuda a mantener el entusiasmo, mejora la salud y se logra la satisfacción ante la auto superación. Puedes hacer una comida o ver una película luego ir al gimnasio para mantenerte motivado.

9. Controla tu progreso

De esta forma al ir logrando resultados positivos conseguirás mayor motivación. Comienza poco a poco para obtener un avance progresivo y evalúate en cuanto a la fuerza y resistencia que vas adquiriendo. Si es primera vez que vas al gimnasio lo mejor es que un profesional te supervise y diseñe una rutina ajustada a tus necesidades. Se destaca que no solo obtendrás beneficios físicos sino también lograrás beneficios psicológicos como el aumento en la autoestima y el bienestar general porque tu cuerpo está cambiando favorablemente.

10. Duerme bien

Establecer buenos hábitos a la hora de dormir te asegura tener mejor actividad física y mental no sólo a la hora del entrenamiento sino también en las actividades del día a día. Dormir bien 8 horas te garantiza estar más concentrado y evita la pereza.

11. Realiza ejercicios nuevos

Es absurdo que hagas ejercicios que no te gusten, puedes hacer diferentes actividades cada semana que sean complementarias de las que normalmente realizas; por ejemplo, haz spinning, yoga, zumba o crossfit cada cierto tiempo. También, puedes probar otras rutinas cada semana hasta que encuentres con la que te sientas más cómodo. Por lo general, los gimnasios realizan una visita guiada de reconocimiento para indicarte las opciones disponibles para ejercitarte.

12. Edúcate

Actualiza tus conocimientos con nueva información científica de cómo alimentarte o cómo hacer un mejor entrenamiento y al ir obteniendo resultados no necesitarás motivaciones adicionales.

13. Desarrolla el hábito

Luego de estar habituado a asistir al gimnasio te sentirás incómodo si no vas. Desarrollar el hábito puede ser un proceso que inicia con solo presentarse al lugar y ver a las demás personas ejercitándose. El simple hecho de ir te hará sentir motivado a hacerlo tú también.

14. Prepara tu maleta con anticipación

Prepara tu maleta con los implementos deportivos con antelación para no olvidar nada y tomarlo como excusa para no asistir al entrenamiento. Es mejor ir directamente al gimnasio sin pasar por casa. A veces no estamos dispuestos a ir pero al ver que la maleta está preparada es más fácil motivarse a salir a ejercitarse.

15. Uso de aplicaciones móviles

Las aplicaciones del celular son útiles para cualquier ámbito incluyendo para no faltar al gimnasio. En tu equipo puedes descargar aplicaciones que te permitan registrar toda la actividad física que realizas, ayudarte a lograr objetivos a corto y largo plazo, conocer nuevos métodos de entrenamiento, hacer seguimiento de tus avances, indicarte el momento de ir al gimnasio y hasta compartirlo en las redes sociales.

Dale el mayor provecho a estas aplicaciones que están al alcance de tus manos llevando un registro de lo que has avanzado lo que te hará consciente de los días en que te saltaste tu rutina de ejercicios por lo que podrás evaluar que ocurrió y cómo puedes solucionarlo a tiempo.

Cuando una persona está motivada a cambiar debe tomar en cuenta que habrá obstáculos por superar y la motivación es un motor determinante y necesario desde un principio para comenzar y alcanzar lo que necesitamos. Esperamos que las recomendaciones que hemos aportado sean de utilidad para que no dejes de asistir al gimnasio.

Novedades.kiero.co te invita a leer otros artículos que puedan ser de tu interés.

5 posturas de yoga para tonificar el abdomen.

6 Ejercicios para tonificar los brazos

Los 09 deportes más populares en el mundo.


415 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco