• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Método Konmari | Descubre la forma más fácil de organizar tu vida


Cuando tenemos la oportunidad en entrar a un espacio limpio, bien sea una de las áreas de la casa o un puesto de trabajo, podemos sentir el flujo de energía positiva y ganas de quedarnos en este tipo de ambientes.

Este método de organización fue creado por Marie Kondo, siendo la responsable de hacer que este tema se torne revolucionario hoy en día, dando a conocer cómo podemos cambiar nuestras vidas con sólo ordenar de manera adecuada nuestros espacios, ordenando, reciclando o deshaciéndonos de algunos objetos que simplemente no vamos a necesitar.



No estamos acostumbrados a deshacernos de cosas que hemos guardados por años, así no las estemos utilizando, casi siempre tienen un valor sentimental para nosotros; pero antes de desinteresarnos por este método que a simple vista puede sonar drástico, es necesario que adquiramos un poco de conocimiento sobre cómo utilizarlo para poder sacar nuestras propias conclusiones, te aseguramos que al final de la lectura te vas a ver atrapado en este método de organización que se basa en dejar de acumular, vaciar para luego llenar, escabullirle del apego, consumir con conciencia y despejar espacios de cosas innecesarias para que las energías fluyan.


Aunque se nos haga difícil de creer, la manera de ordenar nuestros artículos como la ropa, los zapatos, las prendas, entre otros, influye en el movimiento de energía y su percepción. Este método trae consigo un sentimiento de bienestar, seguridad y paz, ¿quién no va a descansar en un cuarto ordenado? Es por ello que, a la hora de ordenar, tenemos que sentir que con cada acción que estamos logrando, los resultados serán gratificantes y reconfortarles, no solo para nosotros sino para las personas que nos rodean.




Es recomendable que realicemos la iniciación de este método a primeras horas, ya que en las mañanas tienes la mente más abierta a los cambios y estás dispuesto a aceptar lo que la providencia tiene para entregarte; se recomienda que inicies esta limpieza sin personas que te roben un minuto de atención, debes hacer que el ambiente permanezca tranquilo sin música o sonidos en el fondo que nos distraigan.


En la aplicación de este método, debemos tener en mente que hay que crear o asignar un lugar para cada objeto que tenemos, tomando como foco principal el espacio que dispongamos. Usualmente tenemos más de lo que realmente necesitamos, por lo que es importante aprender a seleccionar los objetos con los que nos quedaremos, teniendo conciencia de que ya tienen un lugar asignado en el espacio que estamos ordenando.


Si estamos en un espacio limitado, debemos comenzar por botar y luego guardar. Esa será toda la esencia de este proceso, quedarnos solamente con lo que cabe en nuestro espacio y el resto desecharlo, si nos cuesta mucha tarea hacer esto, pues debemos tomarnos el tiempo que necesitemos para poder continuar, como anteriormente mencionamos, no es fácil deshacernos de ciertas cosas.


A la hora de almacenar los objetos con lo que decidimos quedarnos, debemos ordenarlos del modo más sencillo, esto dependerá de la cantidad de objetos que hallamos decidido guardar, ya que mientras menos tengamos, nuestro espacio se verá más sencillo y será más fácil almacenar o ubicar ciertos objetos, pues podremos recordar en que parte esta situado cada uno.


Si no amas algo, no lo conserves solo porque sí, la mayoría de las veces nos rodeamos de cosas que no necesitamos. Según Marie Kondo, deberíamos de rodearnos de elemento que nos causen una sensación de felicidad al verlos, es decir, que en este punto debemos conocer exactamente qué es lo que trae felicidad a nuestra vida.

Ordenar por tipo y por persona, debemos almacenar los objetos del mismo tipo en un mismo lugar; si evitamos dispersar los objetos, evitamos el desorden en el espacio. Mientras vayamos aplicando este método, vamos ir aprendiendo un poco más cada día.


Este método es aplicable para todos los departamentos de la casa, ya que para todas las áreas debemos cumplir siempre los mismos pasos que son:

  1. Desechar.

  2. Asignar un lugar a cada objeto.

  3. Guardar lo seleccionado.


Uno de los objetos más fáciles para desechar es la ropa, es por ello que se recomienda que comencemos la aplicación de este método por la ropa. Iniciamos por vaciar todos los armarios en los que guardemos ropa, cuando tengamos toad la ropa en un mismo lugar, colocamos en una bolsa la que consideremos que no vamos a usar más, y con el resto de la ropa debemos preguntarnos ¿esto me hace feliz? Si te respondes que no, es mejor que te deshagas de ello. Una vez que estés totalmente seguro con lo que vas a dejar en tu armario, procedes a doblar y guardar la ropa de nuevo.



Cuando aplicamos este método en la cocina, que es uno de los lugares más concurrentes de nuestro hogar, tenemos como objetivo principal hacer que el trabajo realizado perdure por varios días, porque obviamente no vamos a hacer lo mismo cada día. Debemos mantener la encimera o tope de la habitación en perfecto estado, ya que mientas más espacio tengamos, se nos hará más sencillo y satisfactorio trabajar. Para evitar que los electrodomésticos como exprimidores, licuadoras, trituradoras de alimentos entre otras cosas se mantenga limpios y libres de un ambiente de grasa, recomendamos asignes un solo espacio a estos aparatos.




En la aplicación de este método, es necesario que tengamos conciencia de cada acción que vayamos a realizar, ya que en este ritual de limpieza tomaremos mucho en cuenta lo que sentimos por algunos objetos. Comúnmente nos apegamos con cosas materiales de las cuales no nos podemos deshacer así no las estemos usando, en este método nos hacemos preguntas como "¿esto me hace feliz?, y mientras tengamos la suficiente conciencia para respondernos con sinceridad esta pregunta, evitaremos ser coleccionistas compulsivos de cosas que sabemos que no vamos a utilizar más. Este método nos enseña que no podemos vivir toda la vida en el pasado, por eso, es necesario desechar lo que ya no suma a nuestras vidas. Aplica este método en tu vida ya veraz los beneficios que te traerá .