• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Hogar | 05 Pasos para crear un acuario en casa


Consideraciones para seleccionar nuestro acuario, es el primer paso a tomar a la hora de hacer nuestro montaje, podemos tener distintos tipos de limitantes, el presupuesto, el espacio o el tiempo que le queramos dedicar a nuestro acuario. Lo más importante es que tengamos un acuario que podamos mantener, y que no nos exceda en tarea.

Tamaño

Lo recomendable es iniciar con acuarios entre 60 a 140 litros, porque son más cómodos en lo que se refiere a cambios de agua, iluminación, sustrato y requerimientos.

Es importante la selección del espacio donde lo vamos a ubicar que no sea un sitio aislado para que podamos disfrutar de él, no se recomienda colocar el acuario en una habitación donde entremos sólo para alimentarlos y no podamos disfrutar de nuestros animales.

Otro aspecto importante al elegir la ubicación es la que ésta no sea perjudicial para su mantenimiento, en los lugares con mucha iluminación natural o sol directo van a dificultar el mantenimiento del acuario.

Una vez que hayamos decidido el espacio, vamos a elegir el recipiente más grande que nos permita el presupuesto y que quepa en el espacio seleccionado, tomando en cuenta la recomendación anterior, sobre el volumen de agua, si es nuestro primer acuario.

Ya decidimos el tamaño, el paso siguiente será darle forma al ambiente del acuario. Para un acuario de agua tropical, vamos a necesitar un termocalentador, acorde a los litros de agua de nuestro acuario, si es un acuario de 100 litros se recomienda utilizar la regla de un vatio por litro, entonces sería un termocalentador de 100 vatios.

Iluminación

De acuerdo al proyecto que vamos hacer, si tenemos un acuario estándar, un kit de los que se venden completos, tendremos una iluminación suficiente para disfrutar de nuestros animales y colocarle alguna planta de bajos requerimientos.

Y por último punto y más importante, es la filtración, un filtro debe mover el volumen total del acuario al menos tres veces en una hora, hay filtros interiores, y filtros exteriores, este último es el más recomendable.

Materiales necesarios:

  • Pecera o acuario

  • Sustrato

  • Filtro

  • Termocalentador

  • Plantas

  • Accesorios o adornos

  • Lámpara

  • Termómetro

Pasemos al montaje de nuestro acuario

Lo primero que debemos decidir es, sí colocaremos o no plantas naturales. Esta decisión debe tomarse antes de iniciar el montaje porque las plantas tienen necesidades nutricionales que se las tenemos que dar con un sustrato, una vez montado el acuario, sería más complejo poner un sustrato nutritivo, que si lo hacemos desde el inicio; por eso esta decisión es importante hacerla antes de empezar el montaje.

Si vamos a colocar plantas naturales, hay mucha variedad de sustrato, lo podemos conseguir negros, también de colores más claros, de granos más finos o más gruesos, por lo que tendremos un montaje según nuestro gusto.

Y si no queremos plantas naturales, también tenemos un gran abanico de elección, hay arena, grava gruesa o grava fina, y la decisión la tomaremos basándonos en dos aspectos, el primero y más importante, será el bienestar de nuestros peces, tratando de crear un ambiente semejante al hábitat natural de los peces que colocaremos en él, en algunos casos va a ser necesario sacrificar la estética para cumplir las necesidades de nuestros peces, que son lo primordial.

¿Cómo ensamblar nuestro acuario?

Es decir, decidir qué posición tenemos que darle al filtro, al termocalentador, y de qué forma vamos a colocar el sustrato.

Colocamos el sustrato, si hemos decido tener plantas, la cantidad necesaria para cubrir completamente el fondo, y luego distribuirlo dejando un grosor más grueso detrás y más fino delante, en forma de pendiente. Recordar ser generosos con la cantidad de sustrato porque las raíces de las plantas necesitan al menos entre 3 y 5 cm de sustrato para enraizar bien.

Ya que colocamos el sustrato, pasamos a colocar los componentes técnicos de nuestro acuario, empezar por el termocalentador, los termocalentadores se caracterizaran por tener en la zona alta, una rueda numerada, es la que nos indica la temperatura a la que se va a mantener el agua, fijamos la temperatura adecuada para el acuario que estamos montando. Lo fijamos en el cristal trasero, que quede bien sujeto y teniendo el cuidado que no pegue en el sustrato con su zona baja.

El filtro, lo ideal es colocarlo junto al termocalentador, para que el agua caliente que genera éste, se reparta mejor por todo el acuario, en un cristal lateral, y el chorro de salida que apunte hacia el lado largo del acuario. Cuanto más grande sea el filtro del agua mejor, siempre que la corriente que genere no moleste a los peces y a las plantas.

Los filtros de mochila son muy recomendados porque generan una cascada que apenas mueve la superficie del agua y genera muy poca corriente.

Por último, pero no menos importante, colamos el termómetro, recomendamos que sea en un cristal delantero para que nos facilite la lectura, y situarlo en el lado opuesto del termocalentador, para tener la lectura de la zona más fría del acuario, que es por la que nos tenemos que guiar.

Una vez colocado en nuestro acuario todos los elementos técnicos, pasamos a la decoración, la etapa creativa del proyecto, si es su primer acuario lo recomendable es hacer una decoración sencilla, al poner pocos elementos tenemos como ventaja que nos va a permitir hacer un mantenimiento más sencillo, y a largo o mediano plazo añadiremos más elementos si así lo queremos. Otra ventaja es que nos da un espacio amplio de visión para ver como nuestros peces nadan y se comportan.

Luego pasamos a colocar las rocas, plantas y adornos a nuestro gusto, dejando espacio suficiente para disfrutar de nuestros peces.

Ahora llegó el turno del agua, tener cuidado de no hacerlo demasiado fuerte porque podemos levantar el sustrato, abrir el grifo muy poco o colocar un plato en el fondo y verter el agua sobre éste para que el sustrato no se revuelva.

Una vez lleno el acuario con el agua, procedemos a colocar las plantas, distribuimos las plantas a nuestro gusto, sacar del agua, cualquier pedacito de planta que haya quedado flotando para que no nos contamine el agua.

Ahora vamos a conectar el filtro, si hemos optado por un filtro de mochila, éstos para poder funcionar deben estar llenos de agua, lo llenamos hasta que rebose, le colocamos la tapa y enchufamos.

Colocamos la luz, hay lámpara que podemos sumergir en el agua, tenemos que seguir las instrucciones de seguridad de la lámpara que hayamos seleccionado.

Una vez terminado el montaje de nuestro acuario con sus accesorios (lámpara, filtro, termocalentador, plantas, etc.) estamos ansiosos por introducir los primeros peces. Pero aún no es el momento adecuado.

Es necesario dejar ciclar el agua del acuario aproximadamente un mes, nos va a parecer mucho, porque queremos ver nadar allí los peces ya mismo, pero sería perjudicial para los animales.

¿En qué consiste ciclar?

Significa, llenar tu acuario ya con su decoración y prender el filtro dejarlo funcionar durante 30 días, esto con el fin de crear el ecosistema necesario para los peces, en este tiempo se crea una colonia de bacterias beneficiosas para los peces, que ayudarán a mantener el pH, y los nitritos necesarios para su supervivencia.

En las tiendas podemos comprar un frasco con la colonia de bacterias, añadirlas el primer día y esperar que pasen los 30 días, también es necesario reponer cada semana el agua que se vaya evaporando

¿Cuándo se ha completado el ciclado?

Esto lo vamos a saber controlando los valores del agua, para ello compramos un test químico. Cuando NH3 NH4+ y los NO2 te dan 0 y los NO3 están en un rango de 0,5mg/L se considera óptimo para que habiten los peces.