• Kiero.co

Gatos | Alergia a los gatos, causas, síntomas y remedios.

Actualizado: feb 6


¿Tus médicos han comprobado el motivo de tu alergia? Y precisamente el causante es tu peludo de cuatro que tanto amas y vives con él, no tires la toalla a la primera y pienses en renunciar a tu minino, traemos unas soluciones para ti en este post.

Existen muchos mitos sobre las alergias y los pelos de estos hermosos mininos Pues, se ha quedado en eso, en un rumor carente de base científica.


Ahora sabemos que el pelo como tal, es inofensivo; es la caspa de los gatos donde se encuentra la principal causa de las reacciones alérgicas, tras un estudio, que la causa de la alergia a los gatos se encontraba en unas proteínas situadas en las partículas de la piel del felino. Estas proteínas se bautizaron con el nombre de “Fel de 1”

La caspa es piel muerta visible en el pelaje de los gatos: Son minúsculos puntos blancos, más pequeños que el polvo. Por su mínimo tamaño, estos puntitos se mantienen suspendidos en el ambiente durante largo tiempo provocando las mencionadas alergias a los felinos.


Trastorno común y selectivo

Las alergias de los humanos hacia los animales son más comunes de lo que pensamos.

La alergia a los gatos la padecen las personas que, previamente, sufren diversos trastornos relacionados con otras sustancias.

Las reacciones alérgicas a los felinos son más frecuentes que las que se tienen frente a los canes.

No todos los felinos provocan alergias, o al menos no todos lo hacen con la misma intensidad; los más propensos a desencadenarlas son los machos sin esterilizar porque suelen segregar mayor cantidad de alérgenos que las hembras, tendencia que disminuye tras la intervención quirúrgica.

Por lo tanto, si eres alérgico, tienes un gato macho y no deseas cachorros, la esterilización es una opción a considerar por el veterinario.

Síntomas

La sintomatología que pueden experimentar las personas con alergia a los felinos es muy diversa. Entre los signos más habituales destacan los siguientes:

  • Estornudos

  • Mucosidad

  • Agravamiento del asma en quienes sufren este trastorno

  • Congestión nasal

  • Dolor de garganta

  • Hinchazón

  • Sarpullidos

  • Tos

  • Lagrimeo

  • Irritación ocular

  • Picores en el cuerpo

  • Enrojecimiento

  • Urticaria

La aparición de cualquiera de estos síntomas es suficiente motivo para acudir al alergólogo, quien, mediante las pruebas oportunas, confirmará o descartará la sospecha de alergia a los gatos y, en el primer caso, aconsejará el tratamiento adecuado.

Prevención

El primer paso para reducir los efectos de la alergia a los gatos.

Cada uno en su cama: Si bien es cierto todos sabemos lo que se puede llegar a querer un gatito pero, en asuntos de alergia, es conveniente que él duerma en su camita, fuera de tu dormitorio. A tu lado, te dará compañía, pero de paso, te traspasaría incontables alérgenos. Recuerda que en esta zona de la casa se suele pasar entre el 30%-50% del tiempo. Imprescindible: mantenerla limpia y aireada.

Mas superficies lisas y lavables: la alergia es despiadada con las alfombras, moquetas, decoración recargada y todo lo que sea susceptible de acumular los alérgenos originarios de la caspa del felino. Si estos elementos de decoración y confort no pueden eliminarse del todo, al menos intenta reducirlos.


Protección mediante mascarilla: si eres alérgico y tienes que quitar el polvo, debes hacerlo con una mascarilla apropiada, que impida el paso de los alérgenos a tus vías respiratorias; no obstante, evita esta tarea en la medida de lo posible.

Aspiradoras con filtro HEPA: son cedazos de alta eficiencia capaces de atrapar las partículas más pequeñas; suelen usarse en los sistemas de calefacción y refrigeración.

Baño y cepillado del felino: un gato que convive con una persona alérgica, requiere de un baño y cepillado semanal, sobre todo durante el cambio de pelo; estas medidas higiénicas nos ayudarán a eliminar la caspa y a rebajar las molestias propias de este trastorno.

Son medidas sencillas con las que conseguiremos disfrutar más tiempo de nuestro minino.

Tratamiento

Hay tratamientos que, aunque no eliminan totalmente los síntomas, pueden reducirlos hasta el punto de hacer posible la convivencia entre humano y felino.

1. Vacunas

La vacunación de las personas contra la alergia a los gatos está considerada una de las opciones más eficaces de la medicina para hacer frente a este problema; es un tratamiento largo que requiere paciencia y constancia. Es indispensable consultar esta terapia con tu alergólogo.

2. Lociones o sprays

Hablamos de tratamientos dérmicos que se aplican sobre la piel del felino y se presentan en loción o spray.

Antes de poner la loción, que nunca debe aplicar la persona alérgica, hay que cepillar muy bien al felino; acto seguido, aplicar el producto directamente sobre la piel del animal; y finalmente, extender con un paño limpio de algodón, haciendo movimientos en la dirección del pelaje y a contrapelo.

Su gran efectividad se consigue gracias a la eliminación de la caspa sobrante de la piel del felino, lo que conlleva la reducción de la alergia en las personas hipersensibles con las que convive.



Consulta con el veterinario antes de empezar a aplicar cualquier solución sobre la piel del gato; el médico te confirmará sobre la conveniencia de su uso y te orientará en cuanto a la dosis y la duración del tratamiento.

Se dice que quien desea resolver un problema busca soluciones; nosotros te las hemos propuesto para minimizar la alergia a tu gato y maximizar la convivencia.

Novedades.Kiero.co te invita a conocer otros artículos que puedan ser de tu interés.

Nombres para gatos.

¿Es normal que mi gato vomite bolas de pelos?

Quizás pueda interesarte:



673 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco