• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Frutas | 12 frutas de invierno que aportan beneficios en nuestro organismo


Con la llegada de la estación de invierno que inicia en diciembre se recomienda reforzar nuestro sistema inmunológico para fortalecer nuestras defensas. Una manera natural es consumiendo las frutas cítricas que poseen una alta concentración de vitaminas que ayudan a prevenir enfermedades virales como gripes y resfriados; de igual manera si no te agradan los cítricos hay otras frutas alternativas que puedes comer.

Por la gran versatilidad de las frutas se disfrutan en zumos, batidos, aceites esenciales y té. Las frutas de invierno se caracterizan por contener altos contenidos en vitaminas, fibra, flavonoides y fenólicos. Para mayor entendimiento a la hora de elegir una fruta para su consumo se describen los principales compuestos que las caracterizan.

Entre las frutas de temporada de inviernos se pueden nombrar:

1. La Naranja: Es una fruta cítrica con un alto contenido en vitamina C y los flavonoides que contribuyen a incrementar las defensas en el cuerpo de forma natural, es antioxidante y previene algunos cánceres. Se recomienda consumir una unidad. Esta fruta se recomienda durante la estación de invierno cuando alcanza su madurez y por lo tanto su dulzor.

2. La Pera: Contiene vitaminas C, K y fibra. Así como taninos, ácido fólico y cafeína. Su consumo permite regular el colesterol, tiene propiedades antiinflamatorias y permite tener las defensas al tope por lo que se recomienda comer una pera como porción apropiada.

3. La Manzana: Se aconseja su consumo en la temporada de invierno por su contenido en flavonoides y fenólicos que alivian la inflamación de las vías respiratorias y da protección a los huesos. Ayuda favorablemente a tener dientes más sanos y disminuye los problemas de asma. Se recomienda consumir una unidad del tamaño de una pelota de tenis.

4. El Kiwi: Esta fruta contiene vitamina C y E y por su alto contenido en fibra facilita el tránsito intestinal durante la ingestión de comidas pesadas, posee propiedades diuréticas. También favorece el incremento de las defensas, la fabricación de más glóbulos blancos, rojos y anticuerpos. Se aconseja comer dos unidades.

5. La Piña: Es una fruta tropical que fortifica el sistema inmunológico por las vitaminas y el ácido fólico que posee. Además, contiene pocas calorías lo que contribuye a la pérdida de peso y por la fibra existente en ella permite reducir la digestión pesada

6. El banano o plátano: Es una de las frutas que más se recomienda en la temporada de invierno por ser buena fuente en potasio. De igual forma posee fibra, calcio y vitaminas A, B, C y E. Su consumo disminuye los calambres musculares, estabiliza la tensión arterial e incrementa la energía del cuerpo.

7. El Higo: Se aconseja el consumo de dos unidades, los componentes del higo son el hierro, el calcio, el potasio, la fibra y la vitamina C. Su aporte es de 74 calorías lo que es solo un poco mayor al de las manzanas si se consume fresca y es ideal para el control de peso. Contribuye al tránsito intestinal y tiene un efecto preventivo en enfermedades como el cáncer.

8. El Membrillo: Provee de vitaminas A y C, taninos, potasio y fibra lo que ayuda a combatir la colitis por sus propiedades astringentes. Tiene efecto antiinflamatorio y por su bajo contenido en azúcares aporta un bajo contenido calórico. Se aconseja consumir una unidad y sin cocer para que no pierda sus propiedades. En caso de cocinar la fruta reservar el líquido y consumirlo en reemplazo del agua.

9. El Caqui: El caqui tiene propiedades antioxidantes y por su composición de un 80% de agua es beneficioso para evitar la retención de líquidos. Además, que su ingesta contribuye a mejorar la visión, la reparación de tejidos y las defensas del organismo. Se aconseja consumir un caqui del tamaño de una pelota de tenis.

10. La Granada: Contiene hierro, fósforo, potasio y magnesio, además de vitaminas B1, B2 y C, así como minerales y niacina. Es una fruta antioxidante que regula la digestión por su contenido en fibra. La porción recomendada es media taza de semillas. En resumen, la granada ayuda al funcionamiento del aparato digestivo, los nervios y la piel.

11. La Chirimoya: Es una fruta poco común que no crece en trópicos bajos ni regiones de mucha altura. Son libres en colesterol con un alto contenido en niacina, hierro, vitamina C y vitamina B. Es pobre en grasa, proteínas y su aporte de fibra mejora el tránsito intestinal. La chirimoya se considera de fácil digestión, de tener un efecto saciante y de regular el nivel de glucosa en sangre.

12. Los Frutos Secos: Entre algunos frutos secos de temporada se encuentran las nueces, las almendras, los pistachos, avellanas y las castañas, los cuales aportan beneficios tales como:

  • Prevenir el deterioro cognitivo.

  • El fortalecimiento del sistema óseo.

  • Ayudan en la prevenir de enfermedades tales como el cáncer, la obesidad, la diabetes.

  • Aportan a nuestro organismo los siguientes nutrientes: vitamina E, B1, B3 y folatos.

  • Son ricos en grasas saludables por su alto contenido en grasas mono-insaturadas y poliinsaturadas como el ácido oleico, omega 6 y omega 3, lo que aporta propiedades saludables para el sistema cardíaco.

  • Contienen fibras los cuales mejoran el tránsito intestinal y controlan el apetito.

  • Poseen minerales como el magnesio, el hierro y el fósforo. Así como el zinc y el selenio beneficioso por ser antioxidantes.

  • Son ideales para personas que no toleran la lactosa por su alto valor en calcio.

  • Proporcionan fitoestrógenos que reduce los efectos de la menopausia en las mujeres.

La ventaja en el consumo de frutos secos es que puede incorporarse en la alimentación en cremas, ensaladas frías o tibias, puedes acompañar tu cereal o yogurt, comerlo en barritas junto con frutas o preparando un muesli lo que aporta un alto valor energético a tus comidas. Otra forma sencilla de consumirlos es tomar un puñado de frutos secos entre 3 a 7 veces a la semana.

En líneas generales, existe una amplia gama de frutos de invierno, estos suelen ser más económicos y su consumo en la estación en que están maduros aporta características nutricionales mayores a un fruto con una maduración artificial. Consume frutos de temporada de forma variada o los que más se adecuen a tu alimentación.

Novedades.kiero.co te invita a leer otros artículos que puedan ser de tu interés.

Descubre los desayunos más fitness para cada día de la semana.

10 Recetas de ensaladas para mantener una piel radiante

Alimentos que aceleran el metabolismo.