• Kiero.co

Dislalia en niños y cómo se trata.

Actualizado: sep 9


Es esa pronunciación de forma distorsionada, o que el sonido generado no sea de la modo correcto, haciendo de tal manera que el habla no se entienda, ya desde hace un tiempo el termino dislalia ya no es usado, sino que también es denominado trastorno de los sonidos del habla.


Causas:

  • Inicialmente es diagnosticado por un especialista conocido como Logopeda, requiriendo también de otros profesionales para así ir descartando y además confirmando las causas, conjuntamente existen, Trucos para enseñar a leer a tus hijos.

  • Causas físicas, presencia de fisuras en el labio o paladar, no obstante, existe aparición del conocido frenillo lingual o anquiloglosia, aunque en ocasiones no influye.

  • Otra causa notable es la mala audición, bien sea de nacimiento el daño o porque la pérdida auditiva sea de manera frecuente.

  • En ocasiones luego de una parálisis u otro traumatismo queda como secuela una disartria al verse afectado los músculos que intervienen durante el habla.

  • Existiendo también niños con dislalia sin causa aparente, descubre, Juegos y juguetes de aprendizaje para niños de 2 años.

Tipos:

Va depender del sonido alterado.

  • Se les pone el nombre de la correspondiente letra en griego y se les añade un ismo detrás.

  • La dificultad para decir la erre, rr, se llama rotacismo.

  • La dificultad para decir, la g, ga, gue, gui, go, gu, se llama gammacismo.


No solo se toma el fonema que le es difícil pronunciar si no como la falla, haciendo:

  • Sustitución de un fonema por otro, por ejemplo, sustituir la b por la g suave, ágüela por abuela.

  • Omisión de un fonema, como no puede decir un fonema determinado, no lo dice y lo elimina directamente, por ejemplo, abigo por abrigo.

  • Inversión de un fonema, cuando cambia de orden los sonidos, por ejemplo, setá por está.

  • Adición de un fonema, cuando añade un sonido para pronunciar otro, ejemplo, Pabolo por Pablo.

  • Distorsión de un fonema, cuando el sonido resultante no suena como debería sonar.

Dislalias fonéticas.

Las dislalias fonéticas suelen tener su origen en alguna dificultad en la coordinación motriz, siendo los problemas más habituales:

  • Sustituciones de fricativas por el sonido t.

  • Ceceo, s por z, caza por casa.

  • Seseo, z por s, sapato por zapato.

  • Sustitución de f por, p o z.

  • Sustitución de k por t.

  • Distorsiones, se sustituye el fonema correcto por un sonido que no pertenece al sistema fonético del idioma.

  • Rotacismo, gomper por romper.

  • Sigmatismo, zonreir por sonreir.

  • Adiciones de elementos no pertinentes.

  • Nasalización, d por n, animina por adivina.

  • Sonorización de consonantes sordas g por k, gasa por casa.

Para la rectificación de estos problemas es esencial que los niños que se hallan afectados asimilen un sistema motor nuevo o que modifique uno inadecuado.


Dislalias fonológicas.

Este tipo de dislalia es caracterizada por dificultades auditiva y en el análisis temporal de fonemas dentro de una serie, lo que provoca que el niño incurra errores de pronunciación del tipo:

  • Problemas de anticipación, decir títate por quítate.

  • Sustitución o asimilación de un fonema por otro, por ejemplo, t por s.

  • Alteración del orden de los fonemas, por ejemplo tonicias por noticias.

  • Alteración del orden silábico, como por ejemplo pronunciar teléfono.

Hay que tener en cuenta que estas variaciones son habituales durante el proceso de desarrollo del habla, por lo que sólo se consideran dificultades o trastornos si persisten una vez el niño ha cumplido los 5 años.


Cuándo preocuparse.

Muchas veces te darás cuenta de que tu hijo o hija no pronuncia bien porque le compararás con los niños de su edad, porque su profesora te ha dicho que necesitaría un apoyo para su lenguaje, es decir, para saber si una niña o niño habla como debe, se toma en cuenta su edad, conoce, Ayuda a tus hijos a superar el miedo a la oscuridad.

Cómo ayudar a mi hijo con dislalia.

  • No corregir de manera directa, sino siendo tú el modelo.

  • Pronuncia las palabras de manera directa.

  • Honra la evolución de tu hijo o hija.

Intervención:


Intervención directa.

Este tipo de intervención busca la articulación del fonema, que no se pronuncia adecuadamente para así lograr la pronunciación de manera natural.

Intervención Indirecta.

El objetivo principal es enfocarse en la maduración de los órganos fonatorios, en este tipo de intervención se realizan ejercicios como:


Ejercicios para la respiración, ejercicios de soplo, ejercicios en la mandíbula, ejercicios de mejillas, ejercicios de las alas nasales, ejercicios del velo del paladar, ejercicios de labios, ejercicios de lengua, ejercicios de relajación, ejercicios de discriminación auditiva y fonemática, ejercicios de discriminación de la duración de los sonidos, ejercicios de discriminación de las vocales iniciales, ejercicios de discriminación de palabras monosílabas, ejercicios de discriminación de consonantes con oposición del rasgo sonoro, sordo, ejercicios de discriminación de consonantes cuyos puntos de articulación están muy próximos.



Artículos relacionados:

El porteo, beneficios y su uso correcto.

Estimulación infantil para una potencialización en cada destreza.

Sugerencias para practicar el colecho.

Como alimentar de manera saludable a tu bebé.

Trucos para enseñar a leer a tus hijos.

Ayuda a tus hijos a superar el miedo a la oscuridad.

Higiene dental: Cómo cuidar los dientes de tu bebé.

¡Estreñimiento en los bebés! aprende a prevenirlo.

Cómo establecer límites a partir del respeto y la empatía.

Cómo ordenar el armario de los niños de forma eficiente.

Juegos y juguetes de aprendizaje para niños de 2 años.

Nutrición infantil: proceso de ablactación.

35 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco