• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Chupetes | Tips para esterilizar tetinas, chupetes y biberones

Actualizado: 18 de dic de 2019

Cuando tenemos bebés recién nacidos, la esterilización e higiene en las tetinas y chupetes es indispensable para prevenir enfermedades, ya que su sistema inmunológico es delicado; por lo tanto, están expuestos a gérmenes y bacterias.


Las tetinas, los chupetes y todos los utensilios que utilices para alimentar a tu bebé pueden llegar a ser causa de enfermedades si no los higienizas de manera constante. Muchas madres piensan que el proceso de esterilización es complicado, pero aquí en Novedades Kiero te damos algunos trucos para facilitar este proceso.




La esterilización es un proceso de calor que tiene como objetivo eliminar microorganismos, los cuales son capaces de reproducirse en los alimentos.



Esterilización con agua hervida: es la manera más sencilla y económica para higienizar las tetinas y chupetes. Llena una cacerola con suficiente agua que cubra todo lo que vas a esterilizar dejando hervir por 10 minutos, dejar las tetinas dentro de la olla hasta que el agua enfríe, luego sacar y guardarlas; las puedes hervir dentro de 24 horas.


Esterilizador para microondas: el proceso de esterilización en microondas es muy sencillo y rápido, se genera el vapor calentando agua en el microondas.


Esterilizador eléctrico: este proceso de esterilización es cómodo y práctico, ya que se pueden esterilizar varias tetinas al mismo tiempo, llenar el esterilizador con agua fría, luego meter las tetinas boca abajo, tapar muy bien el esterilizador para que se concentre el vapor, este proceso tarda menos de 10 minutos.


Lavavajillas: se pueden utilizar para esterilizar las tetinas, puedes programarla con un ciclo de lavado con agua muy caliente.


Esterilización en frío: este es un proceso práctico para esas madres que están fuera de casa y no cuentan con electricidad ni agua caliente para la esterilización, se lleva a cabo llenando un balde de agua, luego aplicas la solución esterilizadora. Introducir las tetinas durante media hora, luego secar y guardar; este proceso es poco recomendable ya que son soluciones químicas que podrían afectar la salud de tu bebé, en todo caso deberías consultar al médico.


Los chupetes son más propensos a bacterias, por tanto, recomendamos esterilizar en una olla con agua hervida.




Hay muchas maneras de esterilizar e higienizar las tetinas y chupetes. Esterilizar las tetinas luego de cada uso, te ayudará a proteger la salud de tu bebé.




Tu bebé al año ya tiene su sistema inmunológico apto para combatir las bacterias y gérmenes a los cuales estamos expuestos día a día; por lo tanto, ya sería el momento para olvidarte de esterilizar tetinas, tomando en cuenta que luego de utilizar los utensilios es necesario lavarlos.




3,797 vistas