• Kiero.co

Cómo practicar Pilates en casa con éxito.

El Pilates, es un tipo de acondicionamiento físico que se compone en ejercicios de movimiento cuyo propósito, es la tonificación del cuerpo, el fortalecimiento de los músculos, el aumento de la flexibilidad, agilidad, mejora de la postura, el incremento de la concentración.


Es por ello que para realizar estos ejercicios, se necesita control físico, enfoque mental y una técnica de respiración especial orientada a fomentar el trabajo conjunto del cuerpo con la mente, para el Pilates, necesitarás una colchoneta para así crear resistencia utilizando tu propio peso corporal, en ocasiones un equipo simple como bandas de resistencia.


Uno de los primeros pasos para aprender a hacer Pilates consiste en conocer algunas posturas básicas para luego pasar a unas más avanzadas, y así aprender movimientos nuevos, algunos de los movimientos se realizan boca arriba, de lado o en posición de plancha, mientras que otros se siguen haciendo sentado o de pie.


Es por eso, que si te decides a practicar Pilates estos son los resultados que puedes obtener:

  • Una mejor postura

  • Te ayudará a recuperar lesiones antiguas, reducir o eliminar el dolor lumbar

  • Podrás sentir tus músculos tonificados, tu figura más esbelta

  • Tendrás más flexibilidad, agilidad en tus movimientos

  • Tu energía se desarrollará por lo que las tareas del día a día se volverán más sencillas

  • Lograrás un mayor bienestar, serenidad mental.

Tener un espacio tranquilo

Al momento de preparar tu casa para hacer Pilates es muy sencillo, solo necesitaras un espacio libre en el que abarques tumbada con los brazos extendidos a los lados, es importante que sea un lugar tranquilo, ya que el Pilates requiere de concentración, que pongas toda la atención en tu cuerpo, y tu respiración.


Prepara tu material

En cuanto al material, es recomendable que consigas una colchoneta, las colchonetas de Pilates tienen un grosor de alrededor de 1 cm para dar confort a nuestra columna, manos y rodillas cuando nos apoyamos sobre ella, también en algunos ejercicios puede hacerte de utilidad usar un cojín o una toalla doblada para conseguir una buena alineación de la cabeza, colocarte ropa cómoda que te permita moverte con libertad, tener cerca una botella de agua para hidratarte.


La respiración, la respiración oxigena tus músculos, ademas puedes preparar desayunos para aumentar la masa muscular, elimina toxinas, también, es una vía de conexión cuerpo-mente que favorece un estado de presencia, de calma, en Pilates cada movimiento está acompañado de una respiración que debe ser suave, fluida, ya que esto te ayudará a poner la atención en el cuerpo, relajar la mente.


La concentración, es muy importante ya que debes mantener toda tu atención en cada movimiento, el control de cada uno de ellos, así como la consciencia de la adecuada alineación corporal, el intento de mantenerla, además al enfocarte en estos puntos, no solo podrás ejercitarte mejor, sino que también evitarás alguna lesión, durante los Pilates, siempre mantén el tronco en ejercicio, en los ejercicios, se debe actuar con el cuerpo y con la mente.

Control y precisión, ejecuta los ejercicios de manera controlada manteniendo el centro activo, una buena alineación de las articulaciones, en Pilates, si caes en el hacer por hacer, es fácil que no consigas obtener resultados, además del riesgo de lesión.


Debes optar por una rutina de ejercicios que se adapte a tu nivel, para conseguir los mejores resultados, los ejercicios deben adaptarse a tu nivel, quiere decir, que debes poder realizarlos con relativa facilidad, evitar aquellos movimientos que te generen dolor o que sientas que no puedes controlarlos.

Asimismo, existen infinidad de ejercicios, de modificaciones, por tanto, siempre hay una variante que se adaptará a lo que necesitas en este momento.


Incorpora la dificultad de manera progresiva, los ejercicios con los que comienzas son importantes así como la progresión que realizas, emprende por ejercicios de Pilates sencillos, que puedas controlarlos sin perder de vista los principios de este método.

Puedes añadir variedad a tus sesiones, es decir si realizas siempre los mismos ejercicios, llegará un momento en el que te estanques, desistiendo en mejorar, o quizás te resulte aburrido hacer siempre lo mismo, pero si estás trabajando, por ejemplo, las abdominales, podrías realizar ejercicios de abdominales para mujeres, prueba ejercicios diferentes que te den nuevas sensaciones, prueba movimientos para esta zona variando la posición, tumbada, de rodillas, y de pie.

Así mientras que progresas, es necesario que modifiques los ejercicios, los adaptes a tu nuevo nivel de forma física, a tus nuevos objetivos.


Aprende el ejercicio del puente, existen varios movimientos de Pilates que se hacen desde una posición supina, es decir, boca arriba, ya que todos los movimientos supinos comienzan en una posición boca arriba, para realizar el ejercicio del puente, flexiona las rodillas, coloca los brazos en el suelo, hacia los lados, con las palmas bien apoyadas, apoyando completamente los pies en el suelo y separarlos a la altura de la cadera, a una distancia aproximada entre el trasero, el punto donde normalmente se ubicarían si tuvieras las piernas totalmente extendidas, luego, debes apoyar tu peso uniformemente sobre tus pies, hombros y brazos a medida que aprietas, levantas las caderas hasta que tu cuerpo forme una línea recta entre los hombros y las rodillas debes mantener esta postura mientras inhalas y exhalas tres veces, luego vuelve a bajar tu cuerpo hacia el suelo, repite este procedimiento cinco veces.

Puedes realizar los movimientos circulares con las piernas, endereza los brazos y las piernas, apoyando los primeros en el suelo en un ángulo de 45 grados de tu cuerpo, conserva la pierna izquierda apoyada en el suelo, levanta la derecha directamente hacia el techo, si esto te resulta demasiado difícil o incómodo, flexiona la rodilla izquierda.


Debes mantener las caderas estables a medida que realizas cinco círculos del tamaño de una pelota de voleibol en el aire con la pierna derecha, luego invierte la dirección del círculo, realiza otros cinco más en sentido opuesto, asimismo vuelve a poner la pierna en el suelo, cambia de pierna y repite el ejercicio.


Es por eso que una vez que hayas aprendido los movimientos básicos, podrás aumentar la dificultad gradualmente o el tiempo en que realizas cada postura.


Artículos relacionados:

6 ejercicios para hacer cardio en casa

Dolor lumbar: causas y como evitarlo

7 Desayunos para aumentar la masa muscular

5 ejercicios de abdominales para mujeres

Los ejercicios más efectivos para mujeres después de los 40

7 rutinas de crossfit para hacer en casa

Tai chi y sus múltiples beneficios para una vida sana

8 Actividades físicas que ayudan a controlar el estrés

¿Cómo hacer sentadillas correctamente?

20 Accesorios para realizar ejercicios en casa





44 vistas
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco