• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Cáncer | 09 Recomendaciones para cuando un ser querido tiene cáncer.


Cuando hablamos de cáncer generalmente lo vemos como algo distante, como una enfermedad peligrosa, pero ajena a nosotros, pero cuando quien lo padece es una persona cercana a nosotros, ya sea un familiar o amigo nos llenamos de miedo he incertidumbre, llegando a paralizarnos y no saber que hacer para ayudar a nuestro ser querido.

El cáncer es una enfermedad que afecta tanto al enfermo como a su entorno, generando malestar emocional en todos, sin embargo, estos sentimientos de tristeza o impotencia, cuando esto ocurre es algo normal, aun así, debemos tener en claro que en nuestras manos tenemos la posibilidad de hacer mucho para ayudarles.


La gran mayoría de estudios realizados la relación al papel de los seres queridos en el cuidado del enfermo ha demostrado que los pacientes que cuentan con un fuerte apoyo de su entorno logran afrontar con menores dificultades la enfermedad, en algunos momentos solo con el acompañamiento basta para ser de ayuda, en otros momentos habrá otro tipo de cosas que podemos realizar para hacer de este proceso algo más llevadero.

Si deseas ayudar a un ser querido con cáncer es esencial que estés informado y que ayudes a afrontar la enfermedad con naturalidad, sin excesos de dramas y, sobre todo, tratando de atender las necesidades del paciente en cada etapa de la enfermedad; sabemos que no es una tarea fácil, por eso hoy te traemos algunas maneras en las que puedes ayudar a tus seres queridos, recuerda que un poco de tu ayuda puede significar mucho para ellos.


1.No ocultes tus emociones.


Normalmente cuando algún familiar tiene cáncer se tiende a reaccionar con frecuencia ocultando el malestar emocional que esto nos genera y minimizándolo, esto no siempre es lo mejor para brindar una ayuda adecuada, cuando esto pase lo ideal es que tratemos de compartir nuestros sentimientos con otra persona, como un familiar o amigo cercano, incluso seria beneficioso el poder contactar con un psicólogo que puede brindarnos pautas para afrontar la situación y manejar el malestar, para así poder estar mas tranquilos al momento de que nuestro ser querido requiera de nuestro apoyo.


2. Ofrece ayuda en tareas prácticas

Los familiares y amigos pueden ser de gran ayuda en el día a día del paciente, el ofrecerse a ayudar en tareas practicas como llevarlo a sus citas y traerlo de vuelta, lavar la ropa, hacer las compras o encargarse de algunas diligencias puede ser de gran beneficio, así como encargarse y colaborar en el manejo de las citas, facturas o el seguro, esto aliviará un poco la tensión diaria del paciente y le generará una sensación de apoyo y alivio para afrontar el tratamiento.


3. Aprende a escuchar

El acompañamiento que podemos brindar a nuestro familiar va muy ligado al apoyo emocional que podemos brindarle, por eso debemos estar preparados para escucharlos y comprenderlos, ayudémosle a expresar sus sentimientos, para que así logre encajar con mayor facilidad todo lo que le está pasando y así ir adaptándose, es importante que desarrollemos nuestra empatía y tratemos de ponernos en su lugar.


De igual manera es importante que le expresemos como nos sentimos, si bien muchas veces tratamos de protegerlos ocultándoles nuestros sentimientos, lo ideal es desarrollar un clima de sinceridad que facilite la comunicación y baje los niveles de estrés que puede causar el ocultar las emociones.


4. Conviértete en un acompañante de citas activo

Cuando acompañemos a nuestro ser querido  a sus citas, es de gran utilidad que no solo seamos espectadores, en muchas ocasiones, el paciente se encuentra en un estado físico y anímico que no le permite entender bien las indicaciones de los médicos, por eso al acompañarles es importante que nos ofrezcamos a tomar notas, registrar la mayor cantidad de información importante que podamos para así poder  explicarlo con mas calma y en un ambiente mas tranquilo, de igual manera podemos convertirnos en asesores en dichas citas, ejerciendo un rol activo en las conversaciones sobre el tratamiento y haciendo preguntas de seguimiento, siendo también un apoyo para los médicos al informar sobre algunos síntomas que el paciente haya obviado, como nauseas o insomnio.


5. Documéntate

El cáncer es una enfermedad que normalmente es desconocida para la mayoría de nosotros, por eso es de gran utilidad el comenzar a conocer más sobre la enfermedad, no es necesario que nos convirtamos en expertos, sin embargo, conocer los principales síntomas, tratamientos, o cuidados puede convertirse en una gran herramienta para ayudar a nuestro ser querido.

6. Utiliza el sentido del humor

El sentido del humor es un buen recurso para desdramatizar siempre que se use adecuadamente y con tacto. La risa es fundamental en todo este proceso, si bien es fácil pensar que en esta situación hay que mantener la seriedad, diversos estudios han demostrado que pacientes que se ríen con mayor frecuencia he incluso que llevan a cabo tratamientos de risoterapia responden mejor a los tratamientos de quimioterapia y radioterapia, por eso es de gran ayuda que tratemos de generar un ambiente divertido y animado para nuestros seres queridos.


7. Se paciente

Los pacientes con cáncer en muchas ocasiones pueden estar decaídos y sin ánimos, y puede que poco a poco comiencen a dedicarnos menos tiempo, o comenzar a estar irritables y quisquillosos, por eso es importante llenarse de mucha paciencia para afrontar dichas dificultades, manteniéndote animado y tolerante ante estos cambios, de igual manera es importante que tú también te cuides y si ves que la situación de desborda trata de hablar con alguien o consultar con un psicólogo que pueda ayudarte.


8. Exprésale tu cariño

Dile al paciente cuanto le quieres, exprésale tus sentimientos hacia él, esto le ayudara a sentir tu afecto y a acercarse más, mantenle al tanto de como va tu vida, pídele consejos, ayúdale a que siga sintiéndose útil, demuéstrale que estas ahí y que puede contar contigo, pero a su vez que sigues atendiendo tus asuntos personales, para que no sienta que su enfermedad está restándote libertad o calidad de vida.


9. Comparte todo el tiempo que puedas con el

Normalmente el paciente con cáncer siente que su vida ha sido trastocada y que ya no puede desenvolverse normalmente, por eso es importante que le demostremos que sigue siendo parte importante de nuestras vidas y que aún tiene mucho por dar, involúcrenlo en las actividades familiares y con amigos, de igual manera al momento de recibir visitas no olvidemos hacerle participe en las conversaciones y sacar temas positivos y diferentes a la enfermedad.

Ver artículos similares:

14 Obsequios para personas con cáncer

Octubre, mes de la lucha contra el cáncer de mama ¿Cómo ayudar a quienes lo padecen?




1,601 vistas