• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Bienestar | ¡Jardines Zen! Un espacio para equilibrar cuerpo, mente y alma.


También llamados Karesansui, es un tipo de jardín seco de origen japonés, basado principalmente en elementos para la meditación con el objetivo de lograr un equilibrio del cuerpo y la mente, especialmente para autoevaluarnos y conocer la expresión y los sentimientos que se encuentran en nuestro interior.

Estos jardines no son creados para jugar si no es una puesta para la meditación, es decir son para sentarse cerca de ellos con los ojos cerrados, para admirar y contemplar nuestros propios pensamientos, dando paso a la imaginación, y a la intuición, reprimiendo los pensamientos de la razón, los cuales nos dan una idea errada de la realidad según los representantes de la cultura zen.  


Este tipo de jardín se crea principalmente con elementos como arena, gravilla, piedras, musgos y otros elementos naturales. Cada uno de estos elementos tiene un significado especial en la meditación.

Estos jardines presentan la particularidad del minimalismo, en pocas palabras se pueden construir en pequeñas dimensiones siendo una buena opción para decorar el interior de la casa.

Elementos y significados de un jardín Zen.


Se dividen en elementos fundamentales los cuales son de gran importancia y deben estar presentes en todos los jardines zen, y los elementos secundarios los cuales aportan energías positivas adicionales para lograr el equilibrio de la mente con la finalidad de alcanzar la luz de la sabiduría, entre los cuales resaltan los cristales de cuarzo, las velas.

Arena: Simboliza el agua del mar, esto se refiere al entorno en el que existimos, los problemas que tenemos y las energías negativas que estos nos acarrean ayudándonos a mejorar nuestro equilibrio emocional, para así disminuir reflexiones y actitudes negativas, generando más serenidad y confianza en nosotros mismos.

Piedras: Simbolizan inmortalidad, y abundancia, de igual forma expresan la fortaleza que tienen las personas para enfrentar los problemas cotidianos, en otras palabras, la sabiduría que adquieren los seres humanos para obtener la resiliencia necesaria para afrontar de manera positiva las adversidades de la vida.

Bonsái: Representa la naturaleza en nuestro exterior, pero además contiene otro significado importante y es que el cuidado de ellos nos proporciona paciencia y serenidad mental.  

Musgo: Al igual que los bonsáis son representantes de la naturaleza, lo cuales son importantes ya que reflejan la unión del hombre con la naturaleza.

Rastrillo: No tiene ningún significado en particular, su presencia en el jardín zen es para peinar la arena con la finalidad de generar escenarios de estabilidad y prosperidad en nuestras vidas, de igual forma para cambiar los pensamientos negativos que nos generan depresión, ansiedad, miedo.


Velas: Se utilizan para darle luz a el jardín, con la finalidad de generar un estado de calma o serenidad, estas pueden ser con fragancias aromáticas de aceites esenciales como el de almendra o el de coco.

Cristales de cuarzo: Estos simbolizan la armonía y la serenidad además de ser los que trasmiten y almacenan las energías positivas.  

Puentes: Simbolizan el desplazamiento de las personas en esta vida, así como los cambios que hacemos en ella.

Buda: Significa iluminación y se refiere a la sabiduría que puede alcanzar una persona.  

En la actualidad se consiguen una variedad muy extensa de jardines zen en versiones pequeñas kiero.co te invita a conocer algunos de ellos.



Pasos para crear un jardín zen en el patio de la casa.

1.- Establecer las dimensiones del espacio disponible para realizar el jardín zen, con la finalidad de poder realizar el diseño a recrear.  así mismo para establecer la cantidad de arena o gravilla que vas a necesitar, y el tamaño de las rocas a utilizar.

2.- Una vez creado el diseño buscas los materiales que vas a necesitar tomando en cuenta que la cantidad de arena o gravilla a utilizar va a depender del tamaño del espacio establecido para esto. De igual forma el tamaño de las rocas contenidas en el será de acuerdo a las dimensiones del mismo.


3.- Los bonsáis y la cantidad de musgo van a depender de las áreas verdes que quiera realizar dentro de tu jardín.

4.- El rastrillo debe ser de un tamaño adecuado para la persona que va a realizar las figuras en el jardín.

5.- Los elementos adicionales que desees añadir deben estar acorde con las dimensiones del diseño.


6.- Procedemos a colocar en la superficie del área de nuestro jardín una malla anti-maleza, para evitar la aparición de brotes de paja en nuestro jardín.

7.- Formar un molde para el área de la arena o gravilla con la finalidad de que contenga para esto puedes utilizar un marco de madera resistente.

8.- Posteriormente esparce la arena o gravilla en esta área, hasta que quede uniforme.

9.- Coloca las piedras según el diseño, de igual forma ubica el área establecida para colocar los elementos de la naturaleza, como bonsái, musgos o las plantas de tu elección.

10.- Sitúa el resto de los elementos en el jardín.

11.- El paso más importante es rastrillar la arena o la gravilla tomando en cuenta que alrededor de las rocas debe ser en forma circular representando así las ondas del agua del mar, de igual forma en el resto del jardín puedes formar ondas o líneas paralelas que simbolicen el movimiento del agua del mar.

12.- Ahora bien, es momento de sentarse y admirar desde lo profundo de nuestra imaginación nuestra creación y las maravillas presentes en ella.

Algunos de los materiales que necesitas para la construcción de estos increíbles jardines los encuentras en ferreterías o en kiero.co

Elaboración de un jardín zen minimalista.


1.- Definir las dimensiones del jardín que queremos crear, para esto debemos tener en cuenta el lugar donde lo vamos a colocar, ya sea en la sala, en el estudio, en la recamara, de esta forma nos aseguramos de que no sea muy grande.

2.-Crear un recipiente cuadrado o rectangular de madera, con las dimensiones tomadas, teniendo en cuenta que los bordes deben ser resistentes, y la madera del fondo no debe ser muy gruesa, ya que la altura del envase no debe exceder los 10 centímetros para no romper la armonía de los jardines minimalistas.

3.- Agregar la arena y repartir de forma homogénea en el recipiente, colocar las piedras y el resto de los elementos que hemos seleccionado.

4.- Colocarlo en el lugar que hemos escogido para proceder a realizar las ondas en la arena y centrarnos en la meditación.

Kiero.co te invita a conocer algunos diseños de jardines zen que puedes adquirir de manera rápida para empezar a disfrutar de los beneficios que nos aportan.  


Igualmente novedades.kiero.co te invita a conocer otros artículos relacionados que puedan ser de tu interés.


Aprende la milenaria técnica de cuidar un Bonsái

Conoce las plantas suculentas