• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Bebés | 7 Recetas de papillas caseras para tu bebé.


Se recomienda que durante los 6 primeros meses de vida de nuestro bebé debe alimentarse con lactancia materna exclusiva, ya que su sistema digestivo no está preparado para recibir alimentos sólidos. A los 6 meses los pediatras recomiendan introducir la alimentación complementaria porque el bebé ya está preparado para experimentar nuevos sabores.

Muchas madres sienten temor a empezar este proceso, pero debes tener en cuenta que el objetivo de que él bebe empiece a comer a los 6 meses es para complementar la leche materna. No para sustituirla, para que conozca texturas, sabores y reconociendo los alimentos que comerá el resto de su vida.

A continuación, te presentamos unas recetas de papillas saludables, rápidas y sencillas. Pero recuerda consultar con el doctor de tu bebé antes de dárselo.

  • Papilla de chayota y zanahoria:

Primero debes lavar muy bien la chayota y la zanahoria, quita toda la cáscara de ambos. Una vez hecho esto colócalo en un procesador de alimentos para triturarlo. Cuando los alimentos se hayan triturado de manera uniforme y quede como una crema, vierte la mezcla en una olla con un mínimo de agua. Cocina durante unos 5 minutos y a disfrutar.

  • Papilla de avena y banano:

Coloca en un recipiente ¾ de taza de agua a hervir, cuando hierva añade ½ taza de avena. Cuece el alimento durante 5 minutos, revolviendo regularmente para que se reparta bien la cocción y no se pegue en la base. Aparte, corta un banano en pequeños trozos.

Una vez cocida la avena colócalo en el vaso de la licuadora, añade el banano y licúa. No necesitas agregarle agua. Cuando los alimentos se hayan licuado uniformemente, echa la mezcla en un recipiente y quedará listo para tu bebé.

  • Papilla de aguacate y plátano:

Quita la cascara del aguacate y córtalo en trazos, repite la misma operación con el plátano, introduce los alimentos en una licuadora y licúa durante 3 minutos hasta crear una ligera pasta. Echa la mezcla en un recipiente.

  • Papilla de quinua:

hiervir ¾ de taza de agua en una olla a fuego alto, cuando el agua esté hervida agregar una pizca de sal yodada (opcional) y ½ de quinua. Cocinar a fuego lento por 15 minutos. Cuando esté listo, echa la quinua en una licuadora con ½ de leche materna y ½ cucharadita de aceite de oliva.

  • Papilla de papa amarilla:

Cocina 3 papas amarillas enteras en un recipiente con agua hasta que estén suaves. Cuela el agua de las papas y quita la cáscara. Aplasta la papa con un tenedor hasta lograr una textura agradable para el bebé y agrega ¼ de leche materna, ¼ de cucharadita de mantequilla. Mezcla todo y listo.

  • Papilla de lentejas:

En una olla cocina 1 taza de lentejas y cuando estén cocidas escurre el agua. Una vez listas las lentejas colócalas en una licuadora añadiendo ½ taza de leche materna y ½ cucharadita de mantequilla. Licua hasta crear una masa ligera y sirve.

Este es un alimento rico en proteína natural y tiene propiedades como el hierro, zinc, magnesio, sodio, potasio, selenio, calcio y vitaminas B2, B3, B6 y B9.

Ver artículos similares:

9 Recomendaciones para almacenar leche materna extraída.

Nutrición infantil: proceso de ablactación.

Tips para esterilizar tetinas, chupetes y biberones.

Lactancia materna.


1,214 vistas