• Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Pinterest - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Kiero.co

Bañar a un perro | Cada cuánto bañar a un perro

Bañar a nuestro perro es una tarea complicada, ¿pero cada cuanto debemos hacerlo?



Bañar al perro, por lo general, es una tarea bastante complicada, cabe destacar que este momento juega un papel crucial en el pelaje y la piel de nuestra mascota. El baño, sin lugar a dudas, es una medida de higiene para el cuidado de tu mascota pero, ¿cada cuánto debes hacerlo? Te explicaremos cuál es la frecuencia con la que debemos bañar a nuestro perro y cómo hacer para que este momento sea bastante agradable para el perro y para nosotros.


La razón por la que los perros no se deben bañar todos los días es que estaríamos alterando el equilibrio de grasa que necesitan para mantener su piel en buen estado, lo que puede alterar su PH, causar sequedad y diversos problemas en el pelo y la piel del animal.


La frecuencia del baño dependerá mucho de tus gustos y también de si tu perro tiende a tener mal olor. Esto depende de la raza del perro, de la alimentación y de su estilo de vida. A partir de ahí, las recomendaciones que debemos tomar al bañar a nuestro perro es una vez al mes o cada 3 semanas.


Tomando en cuenta lo largo del pelo, la frecuenta del baño varía:

  • De pelo largo: una vez al mes.

  • De pelo medio: entre 4 a 6 semanas.

  • De pelo corto: entre 6 a 8 semanas.



Un perro es considerado cachorro desde que nace hasta el primer año de edad. La frecuencia del baño aplica la misma frecuencia de un perro adulto una vez al mes.

La edad precisa para empezar a bañar a un cachorro esta muy discutida con los veterinarios. Unos recomiendan bañarlos después de los tres meses por temor a que el cachorro tome frío y contraiga moquillo; otros aseguran que, tomando las precauciones necesarias, puedes empezar hacerlo a los dos meses.


  • Champú para perros.

  • Toallas.

  • Secador para perros.

  • Cepillos para perros.

  • Talco antipulgas (opcional).

  • Alfombra antideslizante (opcional).

  • Premio.



  • Juega con el perro: antes de introducirlo al agua, dedica un momento al juego y has que el baño sea una continuación de este.

  • Palabras amables: Mientras lo estés bañando, háblale con suavidad, sin regañarlo, para hacerle entender que este acto es una muestra de amor y no un castigo.

  • Evita resbalones: si lo vas a bañar en bañera, evita que se resbale colocando una toalla o antideslizante para sus patas.

  • Prémialo: Una vez terminado el baño, dale un premio... es la mejor manera de que comprenda que ha hecho algo bien.

  • Secarlo con cuidado: si vas a utilizar el secador, procura no colocarlo directamente en la cara, muchos perros se asustan con el ruido y el aire caliente.




41,084 vistas